¿Qué debe incluir el informe urbanístico de una parcela?

informe-urbanistico-suelo-urbanizable

Uno de los servios urbanísticos que ofrecemos a propietarios privados de suelo es la elaboración de informes urbanísticos. Pero, saben realmente los clientes cual son los contenidos que deben tener dichos documentos.

¿Qué es un informe urbanistico?

Un informe urbanístico de una parcela, o de un conjunto de ellas, es un documento donde consta toda la información relativa a sus características (forma, superficie, etc), y a su situación legal y administrativa (clasificación, usos permitidos, edificabilidad, etc).

¿Para qué sirve un informe urbanístico?

Un informe urbanístico se utiliza principalmente para conocer la situación exacta de un suelo para valorar el mismo en una compraventa. Aunque también puede tener otros usos.

Conviene aclarar la diferencia entre informe y certificado urbanístico, pues aunque su contenido puede ser similar, su valor es diferente.

  • El informe urbanístico lo firma un técnico urbanístico y, normalmente, es suficiente para temas relacionados con compraventas de pisos ya existentes.
  • El certificado urbanístico lo firma el Secretario General del Ayuntamiento, y es un documento oficial válido en pleitos.

Tanto el informe como el certificado son documentos que determinan la situación urbanística de una parcela en el momento en el que se redacta, es decir, que puede quedar desactualizado en poco tiempo si la situación urbanística cambia,

¿Qué información debe contener un informe urbanístico?

En cuanto al contenido debemos fijarnos en que el informe trate, en menor o mayor profundidad, todos los temas que expondremos a continuación:

  • El marco legal vigente en el momento de la redacción del informe.
  • El planeamiento general vigentes y las afecciones sectoriales con incidencia territorial que afecte al suelo de estudio.
  • La clasificación y la calificación urbanística del sector, y si existen, los convenios firmados por el Ayuntamiento.
  • El aprovechamiento y las cargas urbanísticas.
  • El estado de la tramitación del planeamiento de desarrollo que afecte al suelo, así como su sistema de actuación y los proyectos de reparcelación y urbanización.
  • Las ordenanzas de aplicación para la edificaciones.
  • El estado actual y real del suelo, fotografías y desperfectos.
  • Una planimetría básica que delimite el sector, su estructura de la propiedad y su ordenación (si existe).
  • Conclusiones finales.

Deja un comentario